Regreso a Entia

Regreso a Entia

Regreso a Entia es una de las novelas más originales de Lem. En la superficie, una sátira política que mejor entenderán los testigos de los tiempos de la “guerra fría”. En el fondo, es un intento intelectualmente serio de construir un modelo de civilización futura. ¿Cómo asegurarle equilibrio, seguridad, y a los individuos— la sensación del sentido de la existencia? ¿Cómo introducir la tecnología en las competencias de la Naturaleza o de Dios? ¿Y cómo combatir el vacío y sufrimiento que la tecnología, tutelar, pero fría e impersonal no sabe borrar de la vida de los habitantes del planeta? A estas preguntas — y a muchas otras — tendrá que responderse a sí mismo Ijon Tichy, visitando la lejana Entia.

ver más

Stanislaw Lem 1921 - 2006

image Stanisław Lem es un erudito y un virtuoso de la estilización; su creación se puede calificar como la de un genio. Las obras, equipadas con un fondo científico elaborado, conducen al lector a un laberinto interminable de géneros y estilizaciones. Al igual que los héroes solitarios de Lem, sus novelas se distancian de las pasiones y preocupaciones del día a día. Testimonian un intelecto elevado muy por encima de las posibilidades del individuo; una mente a veces maliciosa, otras veces llena de humor, sorprendente, bondadosa y escéptica, que aterra al lector al tiempo que invariablemente le sirve una paradoja. Su imaginación es tan poderosa y original que el mundo creado siempre se muestra verosímil y tangible. Leed a Lem: es un gran escritor y una de las mentes más poderosas de nuestros tiempos.

"The New York Times Review of Books"

La actuación del protagonista de Fiasco no es plenamente racional y, tal como lo veo, él mismo no tenía la intención de emprender una misión suicida ni era capaz , ya después de aterrizar, de evaluar con frialdad sus posibilidades, y por lo mismo, el futuro de toda la expedición. Digo que él mismo no comprendía su situación, porque ESTE final fue una sorpresa también para mí. Si me permiten expresarlo de esta forma, la trama me llevó en estas últimas páginas en una dirección, no había previsto desde el principio, en la cual la vida inteligente del otro planeta resultó tan diferente y tan “otra,” que todas las discusiones llevadas a bordo de Hermes sobre el orden moral quedaron de alguna forma suspendidas en el vacío. De repente resulta que los “Otros” son mucho más “otros” de lo que podía haber previsto cualquier ser humano. ¿moho inteligente?¿una colonia de insectos o microbios racionales? Algo a lo que el ser humano no podría dar su consentimiento interno.